domingo, 9 de mayo de 2010

¿Y ahora?

¿Qué será lo próximo? ¿Bombas? ¿artillería pesada?
¿Por qué la gente no sabe convivir con otra gente en el mismo espacio con respeto?
¿Por qué es tan difícil para algunas no ser el centro de atención?
¿Por qué no piensan en los demás?
¿Por qué tanto rencor?
Podría enumerar un sin fín de por qués pero, ¿serviría de algo?
Creo que si una persona con unos veinte años no es capaz de distinguir entre lo que está bien y lo que está mal tanto para él como para sus iguales, nunca lo hará, será una amargada toda la vida, pensará que todo va contra ella y que el mundo le tiene manía.
Qué existencia más triste...


Intentando no encontrarme con lo peor de la humanidad.










***

2 comentarios:

Noelia dijo...

El ser humano es imperfecto y en sus momento de debilidad se ven atacados por la avaricia, la soberbia, la envidia...Yo creo que todas las personas tenemos un lado bueno y un lado malo y que está en nuestra mano cual utilizar.
La educación, nuestra condición social y otros factores influirán mucho en la decisión.

Thatianha dijo...

Suenas desesperada!
Paciencia, afortunadamente hay gente es todo lo contrario ;)

Feliz lunes!