sábado, 30 de abril de 2011

"Qué raros son los recuerdos que nos hacen disfrutar de una felicidad de la que no nos dimos cuenta y con la que no fuimos felices".


Elvira Lindo. Una palabra tuya.







11 comentarios:

Saraiba dijo...

La memoria a veces juega esas malas pasadas o buenas según por donde se vea. Un recurdo transgiverado por nuestra mente puede ser más bonito que en realidad. Es igual que cuando terminas una relación y pasa el tiempo, al final siempre acabas rememorando lo mejor y guardando bajo la alfombra todo el sufrimiento.

Rocío Conesa dijo...

Preciosa la foto!

Yolanda, Remolinos Fritos dijo...

Totalmente de acuerdo con Saraiba, la memoria modifica los hechos del pasado, así que no hay que hacerle mucho caso. Jo, yo quiero ver el Yosemite! Tiene que ser tan bonito!

Un besazo!

Ran dijo...

Es esa memoria la que nos permite salir adelante, la que una vez recreados todos los detalles escabrosos lo archiva y pasa a ser parte de nuestro pasado. El dolor, el sufrimiento, se ven eclipsados por recuerdos bonitos, a menudo magnificados, pero que nos evitan esa sensación de haber perdido parte de nuestro valioso tiempo.

Sophie Carmo dijo...

¡Qué bonito! :-o Besitos

Ania Alonso dijo...

Qué lugar precioso!
Un beso grande!!

MAria dijo...

la memoria es un poco cabrita, a veces es mejor ni pensar! ;)

celita dijo...

Que buena frase y que cierta, a medida que te vas haciendo mayor te das cuenta de lo cierto que es eso!!
Besos!!

Sofía Haltrup dijo...

Tiene toda la razón, a veces la memoria nos la juega.

M dijo...

odio que me pase eso, porque siento que no he disfrutado de lo que tenía, y me remuerde la conciencia.
Por eso lo mejor es disfrutar de todo cuando está pasando!

Mi Armario En Ruinas dijo...

Es cierto :)

Un beso!!

Mi Armario En Ruinas