sábado, 1 de octubre de 2011

Reflexiones de un sábado por la tarde

Con esta entrada no quiero ni parecer una persona que está alardeando de lo que tiene ni nada por el estilo, simplemente quiero escribir algunas ideas que me rondan últimamente la cabeza. Debido a tantos meses de reflexión que llevo. Y claro, después de darle tantas vueltas a la cabeza, analizar frases, situaciones, personas, experiencias pasadas y conversaciones algo en claro tenía que sacar.

Lo más importante es que me he dado cuenta de que hasta el momento, aunque todo en mi vida no haya sido perfecto, he conseguido todo lo que me he propuesto. Con mucho esfuerzo, malos ratos, estrés, tics nerviosos y algún que otro dolor de cabeza, pero ahí está todo. Conseguido. El problema viene cuando te das cuenta de esto tarde, cuando ya han pasado esos momentos y sientes que no lo has disfrutado del todo. O cuando has estado viviendo todos esos momentos sin darte cuenta que eran las cosas por las que habías luchado tanto y hasta has infravalorado esos logros.


Las razones para infravalorar tus hazañas conseguidas pueden ser muchas, como no valorarse lo suficiente o no querer destacar o no parecer que quieres competir por ser mejor que alguna persona de tu alrededor.

Así que creo que ya es hora de que yo misma me alegre por las cosas que tengo y las valore, porque seguramente de esta forma las disfrutaré más y quizás hasta pueda llegar a ser mejor persona algún día.

Ahora me toca empezar una nueva etapa, quizás uno de los mayores logros que haya conseguido junto con terminar la carrera e irme un año a vivir a Estados Unidos, que siempre había sido el sueño de mi vida, y es empezar un doctorado. A algunas personas seguro que les parece algo normal o lo ven como un trabajo, pero para mi así es como me veía de mayor cuando pensaba en mi futuro cuando tenía 16 años. Quería estudiar una carrera y despues hacer un doctorado para poder investigar. Y seguir mi vida dedicada a eso. En esto influye un poco el espíritu de Indiana Jones propio de la edad del pavo. Pero por suerte las aventuras también están dentro de mi campo de trabajo, así que ese espíritu seguirá conmigo.

Moraleja: pensemos por un minuto en todas las cosas buenas de nuestra vida, en todo lo que tenemos y seguro que nos sale una sonrisa al darnos cuenta de que hemos llegado a muchas de nuestras metas y que nuestra vida no es tan mediocre como a veces nos parece.

Y os dejo una canción que me encanta y que no me acuerdo si ya he puesto, pero que ahora viene perfecta.






***

15 comentarios:

Jêveur. dijo...

cumplir todo lo que te propones y querer gritárselo al mundo para mí no es alardear, sino algo merecido (:

Mariana Glez dijo...

Este tipo de post,son los que me encantan,siempre dejan algo,lo que escribes me alegra porque se que no soy la única con la cabeza al revez jaja,lo bueno eso aprender de las experiencias,ser positivos y vivir al máximo.
Un beso enorme linda

itsmeadri dijo...

¡Qué entrada más bonita! No te creas que alardeas nada, a todos nos pasa. Estamos tan concentrados en que nos salga todo bien que cuando conseguimos algo ya estamos pensando en el siguiente reto y no nos damos cuenta de nuestro logro.

Es genial que lo hayas compartido aquí, jamás me habría dado cuenta por mí misma, pero ahora que lo dices tienes toda la razón.

Saludos,
adri♥

mobtomas dijo...

Excelentes palabras, habrá que aprender a no valorar las cosas a posteriori, y saber vivir y disfrutar el momento. Muy buena reflexión, que a su vez me ha dejado pensando. Saludos.

NOEmeLIA dijo...

ola que bonita entrada! todo eso es cierto!
bonito blog!
visita el mio si quieres!
un beso!!

http://noemelia.blogspot.com/

Ran dijo...

Mirar hacia atrás y ver que el momento que vives se corresponde perfectamente con la visión que tenías sobre él, estoy segura de que no tiene precio ;)

Me alegra verte tan satisfecha contigo misma. No pierdas esa sensación.

Josete dijo...

Buena dinámica!!
Ánimo, siempre desde el lado positivo.
Kisses

Love Sushi and Fashion dijo...

Me identifico contigo, no estás alrdeando, hay que sentirse orgullosa de lo que se tiene. <3<3

Izaskun dijo...

Me ha encantado tu entrada!! Me ha hecho pnsar mucho.. Sí q es verdad q no valoramos lo q hemos conseguido, quizá tb porq a veces soñamos a demasiada altura y el golpe es tremendo. Ánimo con el doctorado! ;) Gracias a ti tngo más gnas d sguir con la carrera, q estaba un poco apagadilla.. Un besazo!

Enamodeuse dijo...

Me ha gustado mucho el post, es de esos que te levantan el día con una sonrisa en la cara. Enhorabuena por haber conseguido tus sueños, yo estoy a la caza de los míos;)

un besazo guapa

marionachic dijo...

fantastic blog!!!kiss

streetdressed dijo...

buena reflexión.. y es que a veces nos empeñamos demasiado en nuestras metas, y no somos capaces de mirar atrás y ver todo lo conseguido, que no es poco!

un beso!

montse
http://streetdressed.blogspot.com

Bcool by Blan dijo...

Mucha suerte para esa nueva etapa, cuando uno se lo curra, tiene su merecido :)

Juls dijo...

ese es el espiritu, hay que valorar lo que tenemos y esforzarnos por conseguir lo que queremos, porque es la forma en la que nos sentimos realizados. un beso enorme!

Gorgeous Clara dijo...

Me ha gustado leer esto. Y en cuanto a la moraleja, muy bonito sip, pero yo personalmente tampoco puedo decir que he conseguido todo lo que me he propuesto. Bueno, creo que he tirado la toalla antes si quiera de intentarlo. Muy mal por mi parte...

Y Arcade Fire siempre es una genial opción.